STONEO: La evolución de la piedra

STONEO es un material con todas las sensaciones que transmite la piedra. Con su carácter, tonalidades y texturas, con su solidez y belleza, además de su resistencia y exclusividad.

En una palabra, con su esencia.

Es un derivado de la piedra, compuesto casi en su totalidad por componentes naturales (áridos) y reciclados. Todos ellos controlados a través de rigurosos protocolos de calidad.

Un material no combustible (A2-s1, d0) y no poroso, con una casi nula absorción de agua (0,1%), lo que garantiza una completa estanqueidad y un excelente comportamiento frente a los cambios atmosféricos: el deshielo, la lluvia o el viento.

Todas estas características consiguen hacer de Stoneo, un material sostenible y de alta calidad, no solo por su resistencia y durabilidad, sino también por su belleza.

Fachadas con un revestimiento de pared exterior elegante y singular.

Fachadas sostenibles

Comprometidos con la sostenibilidad

Si quieres crear fachadas sostenibles, Stoneo es un material compuesto mayoritariamente por áridos naturales. Un producto sostenible, sometido a unos rigurosos protocolos de control y calidad.

Estamos alineados con el medio ambiente al apostar por materiales naturales y reciclables.

Realizamos, además, una rigurosa selección de proveedores que trabajan de manera respetuosa con el medio ambiente y elegimos empresas colaboradoras locales, para ayudar en la reducción de emisiones.

Durabilidad

Nuestro compromiso con la sostenibilidad también está ligado a la durabilidad de nuestros materiales.

Cuanto más durable es un producto, más sostenible es, ya que se utilizarán menos recursos para crear uno nuevo.

La durabilidad es además un sinónimo de calidad. Así fomentamos la construcción sostenible.

Sí. Somos de esas empresas que cuidan los detalles, y que buscan mejorar cada día su impacto en el mundo.

Resistencia al fuego

La seguridad de los ocupantes de nuestros edificios es fundamental. Y contar con un revestimiento de fachadas que contribuya a la resistencia al fuego es un punto clave a tener en cuenta.

Una de las nuevas ventajas de nuestro material es su no combustibilidad. Sus resultados de resistencia y reacción al fuego según normas EN 13501-2 (2010) y EN 13501-1 (2010) es: A2-s1, d0.

Es, además, un material no poroso, con una casi nula absorción de agua (0,1%) lo que garantiza una completa estanqueidad y un excelente comportamiento frente a los cambios atmosféricos: el hielo-deshielo, la lluvia o el viento.

Apuesta por un producto con todas las garantías de seguridad.

Tenemos una newsletter de ARQUITECTURA, que no es como las demás. Te lo contamos aquí:

¿De qué va la newsletter de arquitectura?