Reducción de los plazos de ejecución y otras grandes ventajas del cerramiento industrializado

Reducción de los plazos de ejecución y otras grandes ventajas del cerramiento industrializado

Un cerramiento industrializado es un sistema de construcción ligero, multicapa y ventilado formado por diferentes elementos prefabricados que se ensamblan en la misma obra. La principal ventaja de este sistema es la reducción de plazos de ejecución, lo que se traduce en menores costes globales para el promotor y la empresa constructora, mejorándose así la rentabilidad del proyecto.

En comparación con otros sistemas tradicionales, como el ladrillo caravista o SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior), con el cerramiento industrializado se consiguen rendimientos superiores gracias a su flexibilidad a la hora de distribuir los equipos de montaje (permite trabajar de forma simultánea por el exterior y el interior del cerramiento). Asimismo, siempre que se coloque una visera de protección en las plantas superiores, posibilita comenzar la instalación sin que esté finalizada la estructura en edificios en altura. Esto permite ganar mucho tiempo en la ejecución de la obra.

Otra de sus ventajas es que los trabajos de carpintería se pueden realizar de forma previa en base a las medidas tomadas sobre plano, sin necesidad de que los operarios se tengan que desplazar a la obra para medir los huecos, como si ocurre con otros sistemas de cerramiento.

Tampoco son necesarias grúas de gran tonelaje para su instalación, lo que acelera la ejecución de los proyectos y permite realizarlos incluso en zonas con limitación de accesos.

Beneficios adicionales de los cerramientos de fachada ULMA

Los cerramientos de fachada en seco de ULMA presentan, además de la reducción de los tiempos de ejecución, otra serie de ventajas:

Materiales más ligeros

En las obras secas, los materiales son mucho más ligeros, lo cual proporciona muchas y variadas ventajas: instalación más sencilla, ahorro de costes en materiales y transporte y eliminación de la necesidad de utilizar equipos pesados, entre otros.

Se gana espacio de vivienda útil

Este sistema de cerramiento tiene un espesor más reducido que el cerramiento tradicional. De esta forma, se consiguen más metros cuadrados de superficie útil construida (entre 1.3 y 3 cm.), lo que redunda en un aumento de la rentabilidad en su posterior comercialización.

Sostenibilidad, eficiencia energética y respeto al medio ambiente 

El cerramiento industrial es un sistema de construcción alineado con la normativa europea en materia medioambiental y la preocupación social por la situación de emergencia climática en la que estamos inmersos.  

Estos son algunos datos concretos que avalan el carácter verde, sostenible y eficiente de este innovador sistema de construcción: 

    • Se generan muchos menos residuos en comparación con los sistemas de obra tradicionales.
    • Reducción de las emisiones de CO2 en casi un 30% 
    • Alta eficiencia energética. Este material permite trabajar con diferentes espesores de aislamiento en el núcleo del cerramiento: 100, 120 y 150 mm, además de poder complementar con más aislamiento el trasdosado interior. Esto significa que, por ejemplo, el cerramiento con núcleo de 120 mm de espesor con trasdosado permite cumplir con los requerimientos de todas las zonas climáticas en invierno: A, B, C, D y E, puesto que el resultado estaría por debajo del valor más desfavorable: U= 0,354 W/m2K < U= 0,37 W/m2K (U calculada teniendo en cuenta los puentes térmicos lineales).
    • Reciclabililidad. Todos los materiales utilizados en el cerramiento de ULMA son reciclables.

Cumplimiento riguroso de los requisitos del CTE y otras normativas

Este tipo de material cumple con el Código Técnico de la Edificación (CTE) y con todos los requisitos técnicos que exige la normativa: resistencia térmica, estanqueidad y aislamiento acústico.

Interesantes posibilidades estéticas

Las fachadas ventiladas de ULMA destacan por su estética, que además es perdurable en el tiempo y permite múltiples posibilidades de colores y texturas. Esto hace posible trasladar a una fachada prácticamente cualquier idea de diseño, incluyendo las propuestas arquitectónicas más vanguardistas.  


Casos de éxito: destacamos dos proyectos de cerramiento asignados a ULMA

De entre los múltiples proyectos de cerramiento ejecutados a ULMA destacaríamos estos dos edificios en altura de viviendas plurifamiliares, ambos ubicadas en dos localidades del área metropolitana de Barcelona:


138 Viviendas Castellarnau AEDAS - Sabadell (Barcelona)

Metros cuadrados totales: 8601 m2

Arquitecto: TR arquitectes (Fernando Tortajada)

Constructora: Byco – Clásica Urbana

Promotor: AEDAS

40 Viviendas en C) Ramon Llull, 549 Sant Adrià (Barcelona)

Metros cuadrados totales: 1607 m2

Arquitecto: GCT Arquitectes

Constructora: Vopi-4

Promotor: AEDAS

Si quieres saber más sobre este sistema o necesitas un presupuesto, escríbenos aquí.

Estos dos proyectos, por su grandes dimensiones y magnitud, supusieron un gran reto para ULMA, siendo especialmente complejo, en el primer caso, la integración de la caja de persiana en nuestro sistema de cerramiento. Finalmente, el resultado final del desarrollo del sistema constructivo y de su ejecución fue altamente satisfactorio para todos.

Tenemos una newsletter de ARQUITECTURA, que no es como las demás. Te lo contamos aquí:

¿De qué va la newsletter de arquitectura?