Nuestro material el Hormigón Polímero

Es ideal para la evacuación de fluidos

La naturaleza polimérica de esta material, permite superficies lisas y de muy bajo rozamiento en los prefabricados, con rápido desalojo de los fluidos, ofreciendo, además, un índice de absorción de agua prácticamente nulo, frente al 5-10' tradicional.

Nula absorción de agua

La naturaleza polimérica de este material, permite superficies lisas y de muy bajo rozamiento en los prefabricados, con lo que facilita el rápido desalojo de los fluidos, ofreciendo, además, un índice de absorción de agua prácticamente nulo.

Resistencia al choque

Las propiedades de este material, unidas a su óptimo diseño de prefabricado, aumentan la capacidad de soportar y absorber las fuerzas de choque, profiriendo una gran resistencia frente a impactos.

Resistencia a la compresión

El hormigón polímero aplicado a los sistemas prefabricados, llega a soportar más allá de los 1000 kp/cm2 de resistencia a la compresión, frente a los 257 kp/cm2 que soporta el hormigón tradicional antes de romperse o agrietarse.

Inalterable en los ciclos de hielo y deshielo

Este material, al contrario que los tradicionales, no se ve afectado por los ciclos de hielo-deshielo, evitando la aparición de fisuras o grietas y manteniendo intactas todas las propiedades físicas.

Resistencia a la abrasión

La dureza de los agregados de sílice garantiza una buena conservación de las superficies expuestas al tráfico rodado, debido a una óptima resistencia a la abrasión del hormigón polímero.

Resistencia a la flexión

El Hormigón Polímero aplicado a los sistemas prefabricados, llega a soportar hasta 22-25 MPa frente a los 16-20 que soporta el fribrocemento o los 1-5 MPa2 que soporta el hormigón tradicional antes de romperse o agrietarse.

Ligereza

Gracias a sus excelentes propiedades mecánicas, permite la realización de piezas con perfil más fino. Ligereza que se convierte en economía al reducir la utilización de medios auxiliares de transporte a obra y facilitar su colocación en obra con rendimientos inmejorables

Resistencia a los productos químicos

La resina de poliéster, de la que se compone el hormigón polímero, es un material que resiste a un amplísimo espectro de productos químicos, siendo inerte y no reaccionando al contacto de dichos compuestos químicos en diferentes concentraciones.

¡No te pierdas nada! Recibe por e-mail nuestras novedades de DRENAJE