Di adiós a las patologías de tu fachada causadas por el ambiente salino

Somos muy fans de las ciudades costeras. Nos encanta el mar. A nosotros que somos de interior nos recuerda a esos días calurosos de verano… 

Y a ti, ¿te pasa lo mismo? 

Si hay una ciudad costera que nos gusta especialmente esa es San Sebastián, en el País Vasco. Si la conoces seguro que te han venido a la cabeza esos bares llenos de pinchos… ¡Qué rico! 

Pero además de por su gastronomía, San Sebastián es mundialmente conocida por su belleza arquitectónica y paisajística. El océano atlántico que baña su costa tiene mucho que ver en esto último.

¿Sabías que el océano Atlántico es una de las áreas con mayor salinidad del mundo? Curioso dato… 

La exposición continua de las fachadas de los edificios al ambiente salino y a la humedad ambiental requiere que la arquitectura se adapte al entorno y al clima. 

En este contexto, hoy te vamos a contar cómo decir adiós a las patologías de las fachadas derivadas del salitre del mar. 

Presta atención a lo que hicimos en este proyecto de rehabilitación.  

El Aquarium de San Sebastián es un emblema de la ciudad y un atractivo turístico para todos los que visitan la capital guipuzcoana. Como no podía ser de otra manera tratándose de un acuario público, está ubicado frente al mar, y como consecuencia de ello, el elemento arquitectónico que más sufre por esta proximidad es la fachada. 

El ambiente salino y la humedad ambiental son las causas de deterioro más comunes en las fachadas ubicadas en primera línea. El Aquarium en concreto, sufría de diferentes patologías y la situación requería de una actuación de larga duración.

Durabilidad: larga vida a la fachada

Para atajar los problemas existentes, se decidió rehabilitar la fachada del edificio. Lo importante era conseguir una fachada que durara en el tiempo; es decir, el objetivo con la rehabilitación era utilizar un material resistente al propio  ambiente existente en la zona. 

Nuestro material es prácticamente impermeable y poco poroso por lo que no absorbe la humedad y esto lo hace más resistente a ambientes salinos. En definitiva, sus propiedades proporcionan una larga durabilidad a las fachadas de los edificios.

Déjame darte otro dato. 

En ULMA estamos tan seguros de los buenos resultados de nuestro material, que ofrecemos una garantía de hasta 10 años en nuestros sistemas de fachada ventilada.

¿La fachada de tu edificio también sufre de patologías derivadas del ambiente salino? Ponte en contacto con nosotros.

Integración del edificio en el entorno

Por cierto… ¿Has visto las fotografías que acompañan este texto? ¿Qué te parecen el color y la textura de la fachada del Aquarium? Nos preguntamos si hemos sido capaces de integrarlo en ese maravilloso entorno...

En este caso concreto, el objetivo era conseguir un aspecto pétreo, y para ello se utilizó la textura tierra pizarrosa en color oscuro. 

¿Qué te parece el resultado final? 

Catálogos

Dossier de fachadas ventiladas

Dossier de fachadas ventiladas

Descargar
Colores y texturas

Colores y texturas

Descargar

Tenemos una newsletter de ARQUITECTURA, que no es como las demás. Te lo contamos aquí:

¿De qué va la newsletter de arquitectura?