Cómo conseguimos una fachada blanca pero dinámica, Centro de Salud en Aiete, Donostia-San Sebastián.

Descubre los elementos que te ayudan a darle personalidad a tu proyecto de Fachada Ventilada.

Combinar texturas, formatos y las diferentes opciones de juntas da mucho juego, descúbrelo.

El color blanco es: la claridad absoluta, la ausencia de oscuridad, y la suma de todos los colores.

Pero no es simplemente eso, ya que más allá de lo que técnicamente es el blanco, queda el impacto que este tiene en la mente humana. 

El color blanco lo asociamos normalmente a conceptos como: Pureza, Paz, Limpieza, Inocencia... Es por ello, que se utiliza mucho en el ámbito sanitario, para tranquilizar a las personas.  

En eso estamos todos de acuerdo. Si nos imaginamos un centro de salud o un hospital, en nuestra mente aparece una imagen de un edificio blanco y pulcro.

Y aunque la lógica nos dice que un centro de salud debe ser blanco, podemos hacerlo de forma diferente, y dotando de personalidad al edificio. 

Esto es lo que ha ocurrido en el Centro de Salud de Aiete (Gipuzkoa). 

Sí, es un edificio blanco, pero con personalidad, vida, movimiento y dinamismo.

Aquí te contamos como se ha conseguido, gracias a la combinación de varios elementos.

¿Cuáles son esos elementos con los que podemos jugar y combinándolos conseguir la composición estética que buscamos?

  • La Textura del panel
  • El Formato
  • Las Juntas

El estudio SATIE Arquitectos, responsable de su definición y diseño, ha sabido conjugar estos elementos en la fachada ventilada para conseguir el resultado deseado, la imagen de salubridad y transparencia que tiene que ofrecer un centro de salud.

La textura: El dinamismo que nos ofrece la minionda de la textura agua

Para empezar, se ha elegido la textura AGUA jugando con dos orientaciones diferentes, vertical y horizontal. 

Con esta combinación de textura, conseguimos crear visualmente, grandes zonas en la fachada del edificio con sutiles diferencias tonales. Se ha elegido el mismo color para todos los paneles, el blanco M24, pero en función de la orientación de la onda del panel se oscurece el tono dando la sensación de que contamos con dos colores. En este caso la orientación horizontal tiende a una tonalidad más grisácea.

Las orientaciones pueden ser también diagonales (a derecha o izquierda).

Es importante para el arquitecto contar con una variedad de acabados donde elegir. Y eso lo tenemos muy en cuenta.  

El formato de placa, facilita conseguir un efecto horizontal.

El formato de los paneles es grande, (1800 x 900 mm) y ayuda a conseguir el efecto de linealidad y de horizontalidad que buscaba el estudio SATIE para el proyecto. Aunque el sistema de instalación haya sido el Vertical

Las juntas, son nuestras aliadas para enfatizar o disimular.

Hay proyectos en los que no nos interesa enfatizar las juntas, y existen otros en los que se busca potenciarlas para conseguir un efecto concreto. Este es un elemento muy a tener en cuenta para obtener una estética diferente y marcar la diferencia.

Hace bien poco hablábamos de un proyecto en el que se habían utilizado este tipo de junta para dar verticalidad a la fachada. 

Así habiendo combinado la textura, la junta, el formato y el sistema de instalación vertical, se ha conseguido una fachada moderna, viva y con personalidad.

En este caso, lo que se buscaba era dar la sensación de grandes formatos, horizontalidad y linealidad. 

Se han instalado juntas de 50 mm, que ayudan a marcar esa horizontalidad y a diluir las juntas más pequeñas, para que pasen desapercibidas.

Las juntas son elementos versátiles, y contamos con opciones que van desde la junta de 3 mm, la más reducida del mercado, si lo que buscas es una fachada homogénea, limpia y plana.

Existe la junta de 8 mm, cuando te interesa marcar, diferenciar o separar por tonalidades.

También está la junta de 15 mm, de 20 mm y 50 mm. Esta opción es ya cuando buscas enmarcar zonas o definir un estilo ya sea de horizontalidad o verticalidad.

Hemos hablado con Ekain Olaizola, miembro del equipo de arquitectos responsables del proyecto, y ha resaltado que "la elección del material (hormigón polímero) ha permitido que los volúmenes del edificio se entiendan como unidades concretas resolviendo la continuidad del revestimiento en las esquinas y techos. Este material garantiza una gran durabilidad y un mínimo mantenimiento con multitud de formatos y texturas”. Estos son factores importantes que la dirección facultativa suele poner en valor y que son posibles con nuestro material.

Además de la elección del sistema de Fachada Ventilada, que es uno de los temas más importantes para que un edificio sea energéticamente eficiente, el equipo facultativo ha incorporado otros elementos que contribuyen a la sostenibilidad como son:  las  lamas para la protección solar en las fachadas más expuestas, o las carpinterías con rotura de puente térmico y triple acristalamiento, la ventilación cruzada para el control térmico y la renovación de aire así como las instalaciones eficientes como la aerotermia para alimentar suelos radiantes y la recuperación de calor. 

Si quieres saber más sobre esta u otra solución arquitectónica, contáctanos.

El equipo de SATIE Arquitectos está muy comprometido con la construcción sostenible. Como nos explica Ekain, esto no implica solamente la elección de sistemas constructivos eficientes, sino que el edificio se oriente de una manera adecuada, que se adapte al terreno existente, que no arroje sombras sobre los edificios del entorno, que los materiales empleados en la construcción se puedan reciclar, etc. 

En ULMA, nos gusta poder ofrecer diferentes alternativas y opciones con las que jugar, porque conseguimos dar la oportunidad al proyectista de que cree edificios únicos y diferentes, combinando estas opciones esto es posible.

Porque todos somos diferentes y nos gusta que nuestros proyectos también lo sean.

Catálogos

Dossier de fachadas ventiladas

Dossier de fachadas ventiladas

Descargar
Lookbook

Lookbook

Descargar

Tenemos una newsletter de ARQUITECTURA, que no es como las demás. Te lo contamos aquí:

¿De qué va la newsletter de arquitectura?